miércoles, 9 de junio de 2010

EMPRENDER LA LECTURA CAMINANDO: UNA CONDUCTA IMPACTANTE (4)

Antes de pretender disfrutar de un paseo y una lectura al mismo tiempo, tenemos que tener presentes cuestiones relativas a nuestra seguridad y la de las personas que en ese momento estén, como nosotros disfrutando del mismo espacio.

Es importante que el lugar que elijamos para nuestro esparcimiento sea grande y no accesible al tráfico. Debemos conocerlo completamente: el sitio exacto de un paso de peatones, de una acera, de un bordillo o de un pequeño desnivel son cuestiones que debemos tener aprendidas. Debemos disfrutar y no entorpecer, por ello debemos mirar de vez en cuando a nuestro alrededor para situarnos y avanzar con seguridad.

Cuando eres un lector maduro y experimentado, el acto de leer es semejante al discurrir del agua en el cauce de un río: La vista se desliza rápida, segura e ininterrumpidamente por entre los renglones de lo escrito. Cuando vas caminando y leyendo, ocurre lo mismo, pero en el instante de avanzar puede ocurrir que nuestra vista pierda el cauce y en alguna palabra perdamos este sencillo discurrir, es el momento de hacer una pequeña pausa con nuestros ojos, mediante un profundo parpadeo: cuando abramos nuevamente los ojos si nuestra posición no ha cambiado encontraremos, para sorpresa nuestra, que nuestros ojos descansan en la última palabra desde la que saltamos al vacío.

Puede ser que no consigais leer nada, o puede que palabras sueltas, hay que tener en cuenta muchas cuestiones: la edad, la experiencia como lector, el grado de maduración de la persona, el sexo (los hombres y las mujeres tenemos una configuración cerebral diferente), las ganas que tengamos de divertirnos y hacer cosas diferentes. Yo digo que lo que hace un ser humano puede hacerlo otro también; si yo soy capaz de caminar con mi mp4 sintonizando una emisora musical (porque si sintonizas un coloquio o un debate ya te pierdes) y entender lo que estoy leyendo, disfrutando tan ricamente del aire, del sol y de la compañía de las personas que me saludan o me detienen para hablar unos minutos, esto que para mí es una cosa sencilla y placentera, porqué no lo va a ser para tí.

Juana M.V.G.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, opina con respeto.

 

La Gran Aventura de Leer © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates